Me siguen

domingo, 6 de noviembre de 2016

AMARRADA A TI

En mi interior crece un mar embravecido
que golpea un corazón, hasta hoy, de castañuelas.
Mis ojos sobreviven a las lágrimas de un tsunami
que ha destapado lo que tras la niebla siempre ha sido.
No quiero que te haga mío el famoso arquero
ni una más o menos vieja alcahueta.
Sólo espero que sin cantar a un Marte airado,
tu mirada se torne dulce, nada severa.
¿Cuánto tendré que esperar ese diluvio
de sensaciones, de caricias, de frutos dulces?
¿Es que eres incapaz de amar a tu señora
fielmente a cada hora?
Cómo envidio a la que fue de Peneo hija,
perseguida por la pasión y lujuria de Apolo.
Anhelo coronar mi frente de laurel
y celebrar que he conseguido tenerte para siempre,
conociendo tú mi arrebato y yo, cada poro de tu piel.



-->

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada