Me siguen

domingo, 9 de marzo de 2014

Y NO ESTABAS TÚ

El llanto de las gaviotas

plañían en mi cerebro.

¡Qué odioso vaivén vi en el mar

la fría tarde de enero!

Como tú no estabas cerca

le tendí mi mano al viento.

Y se llenó de una espuma

y de arena entre los dedos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario