Me siguen

viernes, 31 de mayo de 2013

DESHOJANDO EL AMOR

Deshojé la margarita que dijo que no

¡Cómo me alegré de que no fueras tú quien hablaba!

Así guardé una esperanza

Pero volvió a decir que no, atrevida margarita

Corrí bajo la lluvia

Caí exhausta sobre un campo, lo vi lleno de ellas

Reían, se burlaban, de nada me servía arrancarlas

Sí, No, Sí, No...

Sus risas ensordecían mis oídos

Nunca lo sabría

Dímelo tú, ¿me amas? ¿Por qué no me contestas? ¿Estás? ¿Te has ido?

No hay respuesta, ¿tampoco hoy?

Una flor, una más...

Sí, No, Sí, No...

Reían...

Sí, No, Sí, No...


martes, 28 de mayo de 2013

VIVENCIA GANADORA PREMIO OROLA 2013

"EL MURO"
 
Con un estilo sobrio y conciso, esta vivencia denuncia cómo, en una sociedad que carece de mirada crítica, una postura totalmente arbitraria tolerada a lo largo del tiempo, puede crear barreras y divisiones que limitan nuestra manera de percibir la realidad y, en definitiva, nuestra libertad.

El mimo se puso un traje de ladrillos estampados, se maquilló cuidadosamente la piel de la cara y las manos con hollín y se quedó completamente quieto en mitad de una calle peatonal. Fue tan buena su interpretación que pronto se llenó de carteles electorales y grafitis multicolores. Los perros se acercaban hasta él para hacer pis y, con el paso del tiempo, dividió a la ciudad en dos partes. Nadie supo muy bien por qué dos militares comenzaron a pedir la identificación a quien deseaba pasar al otro lado. Poco después otro mimo disfrazado de alambrada se tumbó encima del muro y ya no hubo manera de cruzar.
AUTOR: Ulyses Villanueva Tomás, de Alpedrete

lunes, 6 de mayo de 2013

¡PERDER, PERDER!

Con el tiempo he ido dejando cosas atrás

A unas, las he echado de menos, a otras, aún las extraño

¡Con el tiempo todo se vuelve perder!

¡Qué angustia dejar cosas en el pasado!

Lo peor es que llegará un día en el que me haya quedado en el camino

Y ya será imposible volver a ser aquella niña, aquella mujer

Hoy, las palabras ya no me conmueven de la misma manera, tampoco las caricias

Y cuando necesito gritar, lo hago con más rabia

¡Qué lástima haber hablado del futuro durante tanto tiempo!

¡Qué lastima no haber dicho todo lo que hemos pensado!

De haberlo dicho, ¿habría sido todo distinto?

Perder, todo se vuelve perder

¡Perder, perder!