Me siguen

domingo, 27 de enero de 2013

SALVA LA VIDA

Respira, descansa, recuerda los bellos momentos que has vivido y amas, eso te ayudará a sentirte mejor, a salvarte la vida.
Salva la vida porque hoy estás lejos y quiero volver a verte.
Respira por cada uno de los años que aún has de disfrutar y siéntete libre en esa camilla.
Imagina que vuelas como un pájaro que se escapa por la puertecilla abierta de una vieja jaula.
Ese aire helado que ahora golpea tu cara no es más que el invierno y todo pasa, todo pasa, pero tú no lo hagas.
Quédate un rato más, junto a ellos, junto a todos, junto a mí.
Lucha, respira, descansa, salva la vida.

sábado, 19 de enero de 2013

NO CAMINES SOLO, EL CAMINO SE ACABA



Al final del camino, miró a un lado, estaba solo.

-¿Por qué anduve solo? ¿No sabía que éste tenía fin? -preguntó.

Observó al otro lado y las flores que un día vio perfectas, estaban secas. Nadie a ese otro lado.

-Perdí tanto en este camino al que querría volver, pero ya no tengo fuerzas. No hay agua para beber.

Se giró al camino. Vio a personas que se acercaban sin verlo, otras lejanas, otras eran siluetas borrosas que nunca conocería.

Se arrodilló y lloró. Alguien le puso una mano en el hombro, alguien que lo había amado siempre. Recordó aquella mano, reconoció aquellas caricias.

-No estuve solo -gritó sonriendo.

Se asió fuerte a aquella mano, reanudó su paseo y del caminó brotó luminiscencia.
 

lunes, 14 de enero de 2013

Admiro al que dijo lo que yo también siento: ¡BASTA DE INJUSTICIAS!

A los que compusieron las melodías que han acunado, consolado y alegrado mi vida.

Al que hizo lo imposible, salvó vidas o lloró las penas de su amigo como un hermano.

Al que luchó por sus sueños, al que es quien pensó con ilusión que sería y al que sin serlo es feliz y no se lamenta.

Al que escondió la verdad e hizo la vida más fácil a otros.

Al que trabaja doce horas y al que busca sin descanso un trabajo.

Al que no duerme por la fiebre del hijo, al marinero que desafía tempestades y al buen político.

A los que cada día dicen ¡TE QUIERO!

A aquel que aún tiene fe y al que se levanta dando simplemente las gracias.

lunes, 7 de enero de 2013

DULCE ESPEJISMO

Saltar y no llegar al destino. Jugar asida del mentido robador de Europa y dibujarle una sonrisa que alegre la orilla donde las niñas juegan entre una Libia de ondas plateadas. Luego bajar hasta una roca y divisar la luz del mejor camino. Y lejos del mundanal ruido disfrutar de un prado florido donde un pastor ensaya canciones que sorprenderán al alba a la mujer que disfruta de la vida sin esperar el mañana, sin complejos. Si nuestra historia se desarrolla sobre unas tablas, sueña que al terminar este vuelo todo será perfecto. Bajaremos del avión y hallaremos en el aeropuerto lo que dejamos y buscamos. Sueña un mundo sin guerras, envidias, corrupción o desamor. Sueña, sueña un mundo mejor.