Me siguen

lunes, 7 de enero de 2013

DULCE ESPEJISMO

Saltar y no llegar al destino. Jugar asida del mentido robador de Europa y dibujarle una sonrisa que alegre la orilla donde las niñas juegan entre una Libia de ondas plateadas. Luego bajar hasta una roca y divisar la luz del mejor camino. Y lejos del mundanal ruido disfrutar de un prado florido donde un pastor ensaya canciones que sorprenderán al alba a la mujer que disfruta de la vida sin esperar el mañana, sin complejos. Si nuestra historia se desarrolla sobre unas tablas, sueña que al terminar este vuelo todo será perfecto. Bajaremos del avión y hallaremos en el aeropuerto lo que dejamos y buscamos. Sueña un mundo sin guerras, envidias, corrupción o desamor. Sueña, sueña un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada