Me siguen

viernes, 31 de agosto de 2012

¿No has sentido nunca la necesidad de mejorar y encontrar a la persona que eres en realidad? ¿Aquella a la que por cualquier circunstancia escondes? ¿Por agradar, por conseguir un trabajo? Qué triste es saber que hay personas que nunca son ellas mismas y se dedican a ser modelos perfectos para una empresa, una familia o el sueño de otros.
No lo hagas. Sé tú misma o mismo y disfruta aunque haya quien mire mal o cuchichee a tu espalda.
¡A freír espárragos!