Me siguen

martes, 6 de noviembre de 2012


Que la mañana simplemente tenga algo de luz o lluvia o aire o nieve

Que la mañana simplemente traiga la paz de los felices recuerdos

Que la mañana, aquí o allí, si tiene luz, muestre un sol que sonría y saque la lengua

Si tiene lluvia que sacie la sed de los pobres

Si tiene aire que seque el llanto del desdichado

Si tiene nieve que espere con calma un nuevo día donde esta sea derretida y deje ver la primavera

8 comentarios:

  1. Hermosa reflexión, todas esas cosas forman parte de un todo indisoluble. La mañana es el comienso de un día más de vida, traiga lo que traiga sabremos enfrentarlo, regocijarnos o emprender la lucha. Muy bueno tu seguidora soy amiga!

    ResponderEliminar
  2. Hermosa prosa poética, humana, deslizante con rumbo directo al alma. Felicidades!

    ResponderEliminar
  3. Hola María Susana,
    Celebro que te haya gustado!
    Bienvenida,
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola AIRAMA
    Qué bonito poema, la felicidad depende de nuestra actitud y la podemos encontrar aun en las pequeñas cosas que nos rodean.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Carmen Rosa,
    Totalmente de acuerdo.
    Bienvenida,
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Ah, si las mañanas fueran así...!
    Un abrazo

    ResponderEliminar