Me siguen

viernes, 16 de marzo de 2012

VOLUNTARIS PER LA LLENGUA

España es una realidad plurilingüe, reconocida políticamente en la Constitución. La lengua española es oficial en todo el estado y las demás lenguas de España son oficiales en sus respectivas Comunidades Autónomas. Reconocemos así la cooficialidad de dos lenguas en las nacionalidades con lengua propia, que han de ser utilizadas en plano de igualdad en la escuela y por los organismos e instituciones de las Administraciones Públicas. Esta cooficialidad no es más que el reconocimiento de la realidad social del bilingüismo.
El bilingüismo suele ser asimétrico: suele existir una situación de diglosia, de desequilibrio, con el predominio de una lengua sobre otra. El origen de esto lo encontramos en una situación histórica de prevalencia cultural del castellano, acentuada políticamente durante la Dictadura, que utilizó el problema lingüístico como arma ideológica. Otro factor es la presencia de un numeroso sector castellanoparlante, en alto porcentaje fruto de la inmigración, que durante mucho tiempo no se sintió arraigado en la cultura autóctona, lo que condiciona el uso igualitario de ambas lenguas por la totalidad de los hablantes.
En Barcelona, por ejemplo, se hace un gran esfuerzo por superar la diglosia y conocer el bilingüismo.
Existe un programa "Voluntariat per la llengua" cuyo objetivo es facilitar a todas las personas que tienen conocimientos básicos de catalán y quieren empezar a hablarlo la posibilidad de practicar en un contexto real y rejajado. Este programa promueve el voluntariado lingüístico, de manera que las personas que hablan habitualmente catalán destinen un poco de su tiempo a conversar con personas interesadas en obtener fluidez, perder la vergüenza y poder hablarlo de manera natural.
El mínimo compromiso que se pide es una participación de unas diez horas, una hora a la semana.
Cualquier persona mayor de edad que hable catalán habitualmente puede ser voluntaria. Para ser aprendiz solo se han de tener unos conocimientos básicos que te permitan empezar a hablar en este idioma.
Para las personas que no hablan Catalán, la Generalitat organiza cursos gratuitos en todo el territorio catalán. Se puede obtener información en el Consorci per a la Normalització Lingüística o en el teléfono 93 272 31 00.
Este esfuerzo de normalización lingüística de las lenguas autóctonas que se está llevando a cabo en estas comunidades en los últimos años, crea tensiones en sectores de habla castellana, que piensan que las situación se podría invertir y ser marginados por el desconocimiento de la lengua de esas nacionalidades.
¿Qué les parece?

2 comentarios:

  1. Es razonable que donde tienen dos lenguas oficiales las hablen y las defiendan.
    Lo que no es razonable es lo que ocurre en Cataluña, están marginando el castellano con el consentimiento de los gobiernos centrales, eso no es normalización lingüística, es sencillamente desprecio al castellano.

    ResponderEliminar
  2. Apreciada/o Helio,
    En Catalunya puedes vivir y trabajar SOLO dominando el castellano. Mis dudas aparecen cuando alguien que hipotéticamente fuera monolingüe catalán quisiera hacer una vida normal.
    Cuando por necesidad tienes que dirigirte a un organismo oficial, si es dependiente de la Generalitat, si lo deseas puedes hacerlo en castellano, no teniendo las mismas facilidades (o ninguna) si lo quieres hacer en catalán en un organismo estatal, siendo menospreciado o ignorado. Sólo en comarcas y alejados de las grandes urbes, los catalano parlantes pueden sentirse en casa.
    Yo quiero a mi idioma, el catalán, y respeto y mucho cualquier otro idioma, porque con ello respeto a la persona que con él se expresa.
    Cuesta mucho continuamente tener que justificar tu forma de ser y de expresarte. Cuando un deportista catalán de élite hace gala de la Senyera, (ya no digo la Estelada) se enfrenta a serios problemas con su respectiva federación y sponsors. No digamos con la cantidad de empresarios y ejecutivos que tienen que disimular o renegar de sus orígenes, para ser aceptados y tener éxito.
    Usted me dirá que vivo en el estado español y que la lengua oficial es el castellano.
    Mis mejores amigos han nacido y viven en el centro de España, saben de mis convicciones y con ellas me han aceptado, y yo a ellos. Ellos me han abierto a una cultura, la española, que en cierto modo siempre he sabido que existía, pero nunca me había atraído, supongo que porque de ella venia la represión e incomprensión. No sé porque tanto miedo a lo catalán, cuando somos un país receptivo y pacífico.
    No niego que en ocasiones, al querer defender nuestro idioma y cultura también hemos caído en los mismos errores que ustedes, pero posiblemente no nos dan alternativa.
    Siempre he tenido la esperanza de llegar a ser una parte de España, querida, respetada y comprendida, y es entonces cuando la solidaridad y el compartir tienen sentido.
    Cuando eres querido y respetado, tú mismo te exiges más para con quien te acompaña en el duro camino de la creación de un ámbito común. Es por ello mismo que, cuando ni te quieren ni te respetan, lo único que se te pasa por la cabeza es mirar a un futuro nuevo, poniendo fronteras de por medio, que al parecer es lo que mejor nos iría.
    No es posible que se quiera tener a Catalunya, el territorio, y no se quiera a los que en ella habitan, que la han hecho grande, junto con muchos españoles e inmigrantes, que en muchos casos se sienten tan catalanes como el que más.
    ¡ ¡ ¡ Ya han pasado más de treinta años y aún seguimos igual ! ! !

    Xavier

    ResponderEliminar