Me siguen

jueves, 24 de noviembre de 2011

Ya hay ganador del II Certamen de Terror ArtGerust




Aquí os dejo los tres relatos ganadores de la segunda edición del certamen de Microrrelato de Terror ArtGerust. Homenaje a Poe.

Primer puesto:

ASÍ ES LA MUERTE


Me gustaba salir a andar. Una hora al día para mantenerme en forma y respirar aire puro. Siempre me cruzaba con gente que también salía a pasear por la misma zona. Normalmente nos saludábamos y seguíamos cada uno nuestro camino. Pero ayer, cuando salí, no me crucé con nadie y eso me extrañó mucho. Y tampoco en el portal me he cruzado con nadie, ni hay a nadie si pongo el televisor. Llevo así más de un día. No veo a nadie en ningún sitio, sin embargo, y esto es lo más terrible, lo escucho todo perfectamente, gente hablando, claxon de coches, seguidores celebrando los goles de sus equipos, mis hijas llorando…

Ver un mundo desierto y escuchar un mundo habitado es la peor de las torturas. Nadie sabe lo terrible que es hasta que lo sufre uno mismo. Los vivos lo llaman muerte.

Usuario: Bandida


Segundo puesto:

LA BÚSQUEDA


Dolores y su hija llegaron empapadas al hospital, llevaba lloviendo todo el mes y prometía seguir.

La pequeña tenía cita esa tarde, aunque sabían lo que les diría el médico, las enfermedades raras tenían eso, incertidumbre y desesperanza.

A las cinco ya parecía noche cerrada, y ese ala, la más antigua, estaba casi desierta: techos altos, azulejos amarillentos y multitud de pasillos estrechos con pocas indicaciones.

—Tengo sed.

—Aguarda, mi vida, en cuanto salgamos tomamos algo en una cafetería.

—Tengo sed.

—…

Inquieta, Dolores asomó la cabeza a varios pasillos buscando una máquina de bebidas, pero no hubo suerte. Cuando volvió al pasillo principal, la niña ya no estaba.

(Tranquila, no pierdas la calma, no habrá ido muy lejos. Pregunta en Admisión…)

—¡Señorita, por favor! Mi hija se ha perdido.

—¿Dice que ha sido en el ala de Psiquiatría? Enseguida miramos.



—Señorita, soy la madre de la niña que se perdió hace tres días. ¿Hay novedades?

Usuario: Sabueso


Tercer puesto:

FORMAS MIGRATORIAS


Ésta es una, entre muchas de las preocupaciones —seguramente absurdas— la que más se me antoja a contar ahora que la vida me huye mientras tanto. ¡Qué voluntad de héroe la mía!

Siempre me pregunté qué haría yo si ella muriera. La respuesta surge ahora tendenciosa. Las páginas sobre las que pudiera escribir no serían libres en esta noche de vigilia. Así que procuraré —con esta luz del xenón cansada de embestir mi sufrimiento—, contar cómo ocurrió.

Corría un veintitrés de Enero. Llegaba tarde. El frío padecía de inconsciencia. Alicia cruzaba el paso de peatones, ése largo que hay en la Gran Vía, frente a Montera. Fue visto y no visto. El grito quedó como una ruina de la vida. Había muerto y entonces comprendí que no era aquélla la imagen que quería guardar de ella.

Hoy, un año más tarde, me he ceñido al mismo paisaje y he cruzado sin mirar, por eso de no olvidar nuestro aniversario…

Usuario: Orion

2 comentarios: