Me siguen

domingo, 23 de octubre de 2011

POR WILLIAM SHAKESPEARE

Déjame que en el enlace de dos almas fieles

No admita impedimentos;no es amor el amor

Que cambia cuando una alteración encuentra,

O que se adapta con el distanciamiento a distanciarse.

¡Oh, no! es un faro eternamente fijo

que contempla las tempestades sin nunca estremecerse;

es la estrella para los barcos sin rumbo,

cuya valía se desconoce, aun tomando su altura.

No es amor bufón del Tiempo, aunque los rosados labios

Y mejillas corva guadaña siguen;

El amor no se altera con sus breves horas y semanas,

Sino que firme perdura hasta en el borde del abismo.

Si esto es erróneo y se me puede probar,

Yo nunca nada escribí, ni nadie nunca amó.

2 comentarios:

  1. Silencio, déjame que me beba estos versos lentamente.

    ResponderEliminar
  2. Ángel Iván,
    Los escuché por primera vez en la película Sentido y sensibilidad.
    Saludos

    ResponderEliminar