Me siguen

jueves, 8 de septiembre de 2011

UNA FRASE DE SAN AGUSTÍN

"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja."

Así que a seguir en el camino y que sea el de la felicidad!!!

10 comentarios:

  1. Preciosa y sensata frase la de San Agustín que nos traes hoy, mi Querida María José. Ahí va otra, también de San Agustín:

    Ama y haz lo que quieras [Ama et quod uis fac].

    Te envío un abrazo cariñoso,

    Antonio

    ResponderEliminar
  2. Querida María José, AIRAMA" Ya veo que vamos de frases. Nefasta y desafortunada la siguiente:
    Hace más el que oye unna misa en graciade Dios
    que si diera sus bienes para sustento de los pobres. San Bernardo" ...
    Besitos...
    Ángel-Isidro

    http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Antonio,
    Preciosa también la tuya.
    Gracias, bien traída!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Ángel-Isidro,
    Me quedo con esta otra de San Agustín:
    "El que oye misa, hace oración, da limosna o reza por las almas del Purgatorio, trabaja en su propio provecho."

    ResponderEliminar
  5. Me parece una frase muy acertada. Más valen los pasos lentos y llegar a la meta, que no alcanzarla jamás.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Una vez que sepas tu camino,,, no lo dejes!
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  7. Jabo,
    Sí, porque no es tan fácil encontrarlo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Cierto es. Más vale seguir despacio un recto camino por duro que sea que ir a mil por hora por una autopista que conduce al desastre.

    No obstante mi frase favorita de San Agustín es esa que dice que "Santos hay venerados en los alteres que estan ardiendo en los infiernos".

    Salud y Amistad

    ResponderEliminar
  9. Caminante, son tus huellas
    el camino y nada más;
    Caminante, no hay camino,
    se hace camino al andar.
    Al andar se hace el camino,
    y al volver la vista atrás
    se ve la senda que nunca
    se ha de volver a pisar.
    Caminante no hay camino
    sino estelas en la mar.

    ResponderEliminar