Me siguen

domingo, 19 de junio de 2011

MIEDO



El miedo es esa sensación brutal y poderosa que espanta y a la vez nos atrae.
Ese escalofrío que sube por las vértebras como una mano helada, obligándonos a mirar a nuestra espalda con recelo.

("La Noche del Miedo" - Iker Jiménez)

Cuéntame algo que te haya dado miedo. (Para un proyecto en investigación, ya os iré contando).

25 comentarios:

  1. Para mí, el miedo a uno mismo es la peor automutilación que se impone el ser humano.
    Suerte con el proyecto, MªJosé.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Miedo...?
    Yo no me creo ningún valiente y he pasado miedo. autentico miedo.
    Hice el servicio militar en Paracaidistas y la primera vez que sentí miedo fue en pleno vuelo con la puerta del avion abierta y yo a punto de lanzarme al vacío. Esa sensación que me recorrió el cuerpo fué de autentico miedo. Dicen miedo se siente siempre ante lo desconocido, lo importante es enfrentarte a el y vencerlo.

    Mi mejor sonrisa para ti

    ResponderEliminar
  3. El miedo, el puñetero miedo que te encadena en muchas situaciones y no te deja actuar. Soy muy miedoso ante muchas cosas y, sin embargo otras cosas que asustan a la mayoría, no me producen tanto miedo: la enfermedad, la muerte. Tengo verdadero pánico (o temor-pánico, para ser más exactos)a hablar en público: no podría aunque tuviera algo importante que decir, y también alguna que otra fobia más, poco importante.
    Recuerdo la última vez que pasé miedo:
    Había ido a una cantera abandonada a explorar sus estratos dolomíticos en busca de minerales; curiosamente, en lo alto de la pared vertical hay una casa-cuartel de la Guardia Civil con varios edificios de viviendas. Entre la vegetación descubro una tienda de campaña y me quedo observándola unos instantes, sorprendido. De repente sale de la tienda un hombre joven en calzoncillos y con un cuchillo en la mano, insultándome y ninguneando mis fuerzas ante una posible pelea, y preguntando por mi presencia allí, en actitud muy agresiva y chulesca (no descarto su miedo porque la agresividad es síntoma de temor). Le respondí con calma y firmeza, aunque estaba sencillamente acojonado, que quién era él para echarme de un terreno de nadie y le mentí al decir que era geólogo y sólo me importaban los estratos y no su campamento. Él, en actitud prepotente de gallo de pelea, me respondió que estaba con su pareja en relación íntima. Nunca cruzó la linea imaginaria que separaba nuestros territorios, con el cuchillo en la mano, mientras me insultaba y me despreciaba como rival, y di media vuelta y me fui con una taquicardia importante, provocada por la descarga de adrenalina.
    No le perdoné al perdonavidas su falta de tacto y, aunque tenía en el bolsillo mi teléfono móvil, llamé desde la primera cabina telefónica que encontré, para no ser localizado, a la Guardia Civil para denunciar un asentamiento muy sospechoso en la base de una casa-cuartel: le jodí el revolcón con su pareja porque poco después vi cómo un coche de la Policía Nacional se dirigía al lugar señalado. El miedo...
    Un saludo, María José, y espero que esta chorrada te sirva para la investigación.

    ResponderEliminar
  4. Marisa,
    Ese miedo hay que vencerlo como sea.
    Gracias, compi.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. El mar,
    hablas del miedo antes de saltar, ¿Qué sentiste después de hacerlo, en el aire?
    Sonrisas de domingo!!!

    ResponderEliminar
  6. Jano,
    Gracias por tu colaboración. Desde luego los dos sentisteis miedo y la pareja que no se atrevió a salir seguro que también. Buen final le pusiste a la acampada!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. AIRAMA, te busco te sigo te prsigo y al final
    te encuentro, te encuentro a pesar del cambio de imágen, gracias por reconocerte y es que te
    veo mas guapa. El miedo yo he pasado mucho miedo
    en mi infancia y adolescencia, de noche, todas
    las sombras me parecían hombres, en los poemas
    del libro tengo algunos párrafos... en los poemas. Gracias por vernos" y comunicarnos.
    Un montón de besos Ángel.

    ResponderEliminar
  8. Ángel Isidro,
    Gracias a ti por venir.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Cuando era chica tenía miedo de quebrantar alguna ley física. Por ejemplo: no poder respirar, caerme de una gran altura, una sacudida eléctrica, etc. Hoy los respeto, pero no me infunden temor.

    Creo que existe alguien superior (que cada uno le ponga el nombre que mas le guste) y que así como ha diseñado las leyes naturales, las cuales hacemos bien en respetar, :) también nos ha dotado de una ley interna a la que podríamos llamar conciencia y que nos trae beneficios cuando nos guiamos por ella.
    A esto le tengo miedo: a desagradar a Aquel que legisló las leyes que rigen el universo.
    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  10. María Luz,
    Muy interesante, gracias amiga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola, Airama, a mí me dan miedo... las pelis de miedo. Las odio.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  12. Hola amiga, a mi me dio miedo una calle estrecha, muy estrecha en una ciudad árabe. Mi cabeza pensó demasiado y lo pasé mal, aunque realmente no había motivo para ello.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  13. José A.,
    Bueno, jajaja... no las veas!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Difícil momento, Jabo.
    Gracias por compartirlo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  15. Esta es fácil para mi, no me gusta el miedo, no me gustan la pelis de miedo, no me gustan la novelas de miedo, no me gustan las relaciones de miedo, no me gustan las sensaciones de miedo, en pocas palabras, que alguien encienda la luz que esto está muy oscuro, jeje.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. Mi miedo es interno e insuperable. Siento un miedo atroz al momento de no aceptación por parte de la gente. No a la no aceptación general y a largo plazo, si no al momento en que realizada una acción esta es desaprobada por los presentes y ausentes, comentada o criticada, o incluso burlada.

    Me pasa desde pequeño y a pesar de haber conseguido muchas metas en mi vida, no me abandona, ni reduce su intensidad

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Ángel Iván,
    No preguntaba si te gusta sino qué te da miedo, y veo que la oscuridad???
    Ok!
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Sostrato,
    Debes confiar más en ti, vales mucho, amigo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. No sólo al amor el miedo expulsa, también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.

    Aldous Huxley

    ResponderEliminar
  20. SOSTRATO,
    Gracias por la cita, bien traída.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Sostrato,
    Lo que dice Aldous es cierto y terrible, da miedo que sea tan cierto.

    ResponderEliminar
  22. Es verdad que da miedo que el miedo tenga tanto poder. Pero creo que lleva a la gente a actos totalmente irracionales.

    En mi caso, generalmente a perderme cosas que podría disfrutar plenamente, pero el miedo me impide en unos casos ni siquiera acercarme a ellas o intentar comenzarlas. En otros, disfrutarlas mientras ocurren.

    Gran parte de la violencia viene originada por el miedo. Mucho racismo, xenofobia, machismo, intolerancia ... es demasiado influyente en el comportamiento humano

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Un poner(como dicen mis amigos malagueños): Llegamos a este mundo a falta de otros mejores y nos aíslan, nos meten en una burbuja donde no recibimos estímulos de ningún tipo: ni culturales, ni contaminación social, ni dolor...nada. Hasta el punto que ignoramos que un lobo corriendo en nuestra dirección enseñando los colmillos, es una señal de alarma, de peligro.
    ¿Sentiríamos igual el miedo?. Pues eso, que no sé si el miedo e algo genético, cultural o toda la culpa la tienen Adán y Eva.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Javir,
    Buena reflexión, lo de genético no lo sé, pero si creo que se inculca aunque a veces no nos demos cuenta.
    Gracias, amigo,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. una vez me dio miedo decirle a una chica que me gustaba

    ResponderEliminar