Me siguen

martes, 3 de mayo de 2011

EL ORIGEN DE ALGUNOS DICHOS POPULARES ¿A QUÉ NO LO SABÍAN?

Hoy hablaremos de Dichos populares. Mi intención de hoy es explicarles el origen de unos y, luego, si quieren y tienen tiempo, tendrán, amigos míos, que explicar el significado y origen de otros dichos. No les quitaré mucho tiempo y como saber no ocupa lugar... espero que se animen y colaboren conmigo.

El primero que les traigo es:

A la vejez viruelas:
La viruela o viruelas era una enfermedad vírica contagiosa que afectaba a niños y adolescentes sobre todo, solía dejar cicatrices. Esta expresión es el título de una comedia de 1817. Se trata de una obra en prosa que narra las vicisitudes de dos enamorados ya en una edad avanzada. Se cree que el dicho surgió a raíz de esta obra. La frase hace referencia, por tanto, a aquellos que se enamoran una vez pasada su juventud y realizan aventuras no usuales para su edad.
Brindar:
Parece ser que la costumbre de chocar las copas cuando bebemos vino, proviene de una costumbre romana. Estos decían que de beber participan del placer todos los sentidos menos el oído, al chocar las copas, el oído quedaba incluído.
Dársela a uno con queso:
En la edad media, los vinos de la Mancha disfrutaban ya de buena fama. Pero, a veces, si el vino no era muy bueno, los bodegueros manchegos daban a probar el vino con un poco de queso curado.
El sabor fuerte del queso disimulaba el del vino que podía estar picado.
Y ahora, amigos, les toca a ustedes.
¿Se animan?

24 comentarios:

  1. Hola preciosa!, sé una: "zapatero a tus zapatos"
    Cuentan que en una exposición de obras, el autor de los cuadros se escondía para escuchar posibles errores de los cuadro. En uno de ellos había pintado unas sandalias que según un zapatero visitante criticó por las pocas tiras que tenía. El autor del cuadro corrigió el error y al otro día el zapatero feliz de esa corrección quiso hacer otra crítica en la pierna y el autor se enojó y surgió la frase "zapatero, a tus zapatos", es decir no te metas en temas que no conoces.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. De momento a saludarte y agradecerte esas informaciones. Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mabel,
    Qué interesante, no conocía esta explicación. Bien traído, amiga. Mil gracias por colaborar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. matesantamarta,
    Qué no es poco, gracias a ti!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ahí va una, para la que tendré que utilizar palabras algo malsonantes.

    Me suda la polla todo lo que tú hagas o digas.

    Parece ser que el membrum virile es la única parte de la anatomía masculina que no tiene glándulas sudoríferas. El hecho de que alguna acción o dicho provoque dicha sudoración demuestra que es una cosa que no procede, ni viene a cuento.

    Todos mis respetos, Doña María José.

    ResponderEliminar
  6. Antonio,
    Vaya!!! Pues espero que no le haya ocurrido al ver mi entrada!!! jajaja...
    Gracias por su aportación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Agua de borrajas
    Dícese de algo que resulta ser sin importancia. Su origen alude a la poca sustancia que contiene la infusión de la hierba llamada borraja: Planta anual de la familia de las barragináceas, de 20 a 60 cm. de altura, con tallo grueso y ramoso, hojas grandes y aovadas, flores azules dispuestas en racimo y semillas muy menudas. Es comestible y la infusión de sus flores se emplea en medicina.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  8. Jabo,
    Bien explicado, amigo. Un placer tenerte por aqui.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Doña María José,

    ¿Cómo se le puede ocurrir a Vd. pensar que su entrada no me gusta? Tengo que decir que es una delicia.

    A sus pies, como siempre, y un abrazo.

    Antonio

    ResponderEliminar
  10. NO HAY TUTÍA (O ATUTÍA):
    Se dice cuando algo no tiene remedio y la expresión se remonta a los antiguos alquimistas árabes, que utilizaban hornos para fundir metales y calentar sus retortas y debían limpiarlos periódicamente, obteniendo un polvo que llamaron atutía (óxido de cinc para algunos y sulfato de cobre para otros). Los boticarios de la era anterior a la industria farmaceútica utilizaban hornos similares para hacer sus fórmulas magistrales, obteniendo con su limpieza un polvo similar (en este caso óxido de cinc, fino y muy blanco en frío)que empaquetaban en sobres y vendían como remedio tópico para la piel por sus propiedades antisépticas y cicatrizantes. El término fue castellanizado y pasó a ser TUTÍA.

    ResponderEliminar
  11. DE ÉSTA NO ME LIBRA EL SURSUNCORDA/QUE LO HAGA EL SURSUNCORDA:
    Expresión que identifica al SURSUNCORDA con un ser todopoderoso cuando realmente deriva de una frase latina, SURSUM CORDA (levantemos los corazones) que el cura pronunciaba en el intróito de la misa en Latín, levantando sus brazos y su mirada hacia el cielo. El pueblo llano, que no sabía Latín, identificó la frase, formando una sola palabra, con un ser todopoderoso (Dios) encomendándole a Él las taréas más difíciles o más tediosas.
    Como anécdota diré que en Asturias, cuando la misa se decía en Latín y se entonaba el DIES IRAE, la gente del pueblo recitaba:
    "Sal Favila, sal Favila
    Sal del nichu y espabila.

    ResponderEliminar
  12. Antonio,
    Era una broma, no se preocupe, hombre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Jano,
    La primera la conocía, la segunda no y tengo que decir que es muy interesante. La anécdota buenísima. Bien traído ese buen toque de humor.
    Mil gracias,
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Y para terminar de daros la lata: DAR LA LATA, Término cuyo significado conoce todo el mundo.
    Viene también del Latín, de LATTA, que era una vara o palo largo, especialmente aquel sin pulir, que servía para golpear repetidamente los olivos. De ahí pasó a significar madero plano (usado para sujetar las tejas del tejado, por ejemplo)y, con el desarrollo de la metalurgia del acero,a lata, hoja de lata y hojalata para acabar en lata (de conserva). con todo, el significado se retoma desde sus orígenes y "dar la lata" convive con "dar la vara" y "ser un palo".

    ResponderEliminar
  15. Airama y demás participantes:
    No he querido hacer trampa y las expresiones que comenté las sabía de antes, pero sé de un libro, para el interesado en el tema, que resulta interesante y ameno en la lectura y además sirve de diccionario de esas frases que todos utilizamos en el lenguaje coloquial, sin saber su origen. Ahí va:
    ¿QUÉ QUEREMOS DECIR CUANDO DECIMOS...?
    Frases y dichos del lenguaje diario.
    AUTOR: José Luis García Remiro.
    Alianza editorial (Biblioteca de consulta).
    ¡Para Disfrutar!

    ResponderEliminar
  16. Jano,
    Me haré con él. Me encanta este tema. Cuando acabé la licenciatura pensé hacer una tesis sobre ello. Muchas gracias por tu recomendación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. hola Airama: gracias por ilustrarnos a la vez que nos entretienes, y que nos retienes, que nos tienes en un puño, vamos, brindemos pues por tu arte, que nunca nos la das con queso y es rico tu vino. A quien madruga Dios le ayuda, no sé bien de cuándo arranca, pero casi siempre es verdad. Doy fe de la buena estrella que encontré yo la otra mañana. Me la dieron con...mandarina.
    Saludos blogueros, airama

    ResponderEliminar
  18. Sólo se me ocurre esto, se dice Bisoño porque los escuderos de los tercios de Flandes en Italia estaban pidiendo todo el rato y parece ser que pedir en el dialecto de Milán -base de los tercios- se debía decir así.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  19. Don José Antonio del Pozo;

    Conversación entre dos extremeños:

    - A quien madruga,
    Dios le ayuda.

    - Sí, es verdad,
    porque uno que madrugó
    una cartera se encontró.

    - Pero mucho más madrugó
    el que la perdió
    .

    Un cordial y afectuoso saludo,

    Antonio

    ResponderEliminar
  20. José Antonio,
    Lo de mandarina me recuerda a las naranjas, Nanai naranjas de la china!
    Gracias, amigo
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Ángel Iván,
    Vaya! Me ha dejado de piedra! No lo había escuchado nunca, buen acierto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Antonio,
    Qué buen humor nos trae, así da gusto.

    ResponderEliminar
  23. Hola, en Argentina utilizamos mucho decir que algo lo hicimos "al divino botón".

    La explicación: La frase "al divino (o santísimo) botón", que se aplica para señalar algo que se hace o dice sin sentido, o que lo único que se logra es perder el tiempo, proviene de una expresión italiana en la que "botón" no significa lo que para nosotros hoy. En italiano, butonelle es cada una de las cuentas del rosario (de ahí, lo de "santísimo") y seguramente fue originada por alguien que perdió la fe y acuñó la expresión.

    Cariños desde Buenos Aires

    ResponderEliminar
  24. María Luz,
    No te acostarás sin saber una cosa más, y tú has traído esto hoy. Muy interesante,
    gracias amiga.
    Abrazo

    ResponderEliminar