Me siguen

sábado, 2 de abril de 2011

¿BORRÓN Y CUENTA NUEVA?

Hoy te condenan por haber violado a más de una mujer. Has conseguido hundir sus vidas en el miedo y en el más horrible de los infiernos. No te arrepientes de nada y te encantaría volver a la calle para actuar como un lobo. Ponerte unas lentillas color ámbar y así dejar paralizada a tu víctima.
Tumbado sobre la cama de tu celda repasas cada uno de los buenos ratos que has pasado. Sonríes y piensas que pronto saldrás. Vuelves a sonreír y de pronto el placer deja tu mente en blanco.
Tendrás tiempo de reflexionar y aprender cómo se ha de respetar y conquistar a una mujer.
Después de mucho tiempo empiezas a pensar que todo este tiempo has actuado mal. Y te he es difícil perdonarte a ti mismo. No sabes cómo has sido capaz. Piensas que la próxima vez que te sientas atraído por una chica lo harás bien.Bailarías con ella tomándola por la cintura, la estrecharías contra ti hablándole al oído.
Al despedirte de ella en el portal de su casa, te quedarías al otro lado de la puerta. Te despedirías desde el umbral y volverías a casa.
Le harías sentir que el amor es el germen de vuestra relación y con eso ya tendríais lo más importante para formar una familia. Darías tu nombre y apellidos a los hijos que educaríais juntos.
Repasando este futuro desde tu celda, te encuentras con tu pasado. Sabes que te has equivocado y quieres ser diferente. Sin embargo, no estás a tiempo.
Al acabar esta cena, te entregarás a tu último sueño.
Mañana van a ejecutarte. Estás condenado.Todas tus víctimas desean verte morir. Quieres hacer un borrón, pero ya está escrito cómo pagarás tu cuenta.
No tenías derecho a equivocarte.

22 comentarios:

  1. El derecho a equivocarse en temas como estos realmente peliagudo, porque te equivocas una vez y tu aqui nos hablas en plural con lo que esto se convierte en algo bastante más allá de una simple equivocación
    Un besin y buen finde

    ResponderEliminar
  2. ¡Genial! No hay nada más repugnante que estos individuos.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. 40añera,

    El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra...

    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  4. Una utopía pensar que seres antropomorfos de esta calaña reciban "siempre" su merecido; sabemos que no es así, sin embargo, qué bien escrito tu sueño y denuncia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. rubo,
    Aunque se puedan describir así, realmente no creo que la pena de muerte sea la solución.
    Hace unos días hablaba con mis alumnos de este tema y ellos estaban de acuerdo con la pena de muerte. Intenté explicarles que los derechos no prescriben, pero ellos se ponían en el lugar de los familiares.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Julio D.,
    Esa es la verdad, ni siquiera cumplen integramente su condena, aunque no es así en todos los países.
    Gracias,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Amiga María José,

    Ante casos como el que describes, lo primero que siente uno es vergüenza por pertenecer al género humano; lo segundo es que se siente uno impelido a que se cumplan las Leyes primigenias, Bíblicas, de que el que a espada mata, a espada muere; en tercer lugar, tiene uno serias dudas de que la pena de muerte, en casos excepcionales, sea realmente algo desechable.

    Contundente y diáfana exposición de lo que no debería ocurrir.

    Te envío, amiga mía, un abrazo y toda mi admiración.

    Antonio

    ResponderEliminar
  8. Antonio M.,
    Gracias por tus amables palabras, amigo.
    La admiración es mutua.
    Un fuerte abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  9. Es triste pero es así... Los delitos sexuales son tan compulsivos e irracionales que a día de hoy no existe una cura para ese tipo de delincuentes (en estos momentos estoy escuchando las "escenas infantiles" de Robert Schumman que emanan de su blog)y por eso constituyen un peligro constante para la sociedad y un problema para la justicia y la ciudadanía que convive con ellos, que no quiere (y, en mi modesta opinión, no debe) asumir la pena de muerte. Quisiera ser marinero (también de su blog)y tener una solución para este problema, y que todo el mundo pudiera disfrutar de la hermosa relación que usted describe en el post.
    Un saludo, amiga.

    ResponderEliminar
  10. Jano,
    Es cierto, es muy triste esta realidad, pero está ahí. Solución no sé si tiene, pero ojalá existiera, y llegaramos a ese baile lento que atrae, seduce y enamora.
    Gracias,
    Un abrazo, María José.

    ResponderEliminar
  11. Estoy en contra de la pena de muerte, pero visto que reinciden, deberían permanecer encerrados. No debe haber una segunda oportunidad para ellos.
    ¿Sabemos acaso que pasa por su mente? Imposible.

    ResponderEliminar
  12. La mayoría de las mentes enfermizas de ese tipo son irrecuperables.
    En mi opinion, delitos como el que describes y los que atentan gravemente contra la vida humana, se debían castigar severamente, hay humanos que no merecen estar entre nosotros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Helio,
    Estoy de acuerdo en que no merecen la libertad, deben estar apartados ya que son un grave peligro para todos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Todos tenemos que ser responsables de nuestros actos y asumir sus consecuencias. Tenemos el derecho de elegir pero también la obligación de respetar.
    Soy partidaria de que los acusados por violación cumplan su pena íntegramente, pero de ninguna manera soy partidaria de la pena de muerte. Muchos de ellos son prácticamente asociales e "irrecuperables" debido a enfermedades mentales: creo que un tratamiento es más justo que una soga al cuello.
    El respeto por los derechos humanos de todo tipo exige el derecho a la vida (y eso excluye la pena de muerte), aunque ese tipo de personas tengan poco de "humanos".

    Una entrada muy interesante, MªJosé.
    Besos y buen domingo, compi.

    ResponderEliminar
  15. Marisa,
    Tampoco creo que la pena de muerte sea la solución. Me parece increíble la de veces que se han ejecutado personas inocentes.
    Besos, compi.

    ResponderEliminar
  16. "No estás a tiempo", le dices. No hay mayor castigo que saber que no "estas a tiempo" cuando vas a morir ajusticiado.

    Soy contrario a la pena de muerte y tengo que hacer un esfuerzo para mantener mis principios ante tipos como este.

    saludos

    ResponderEliminar
  17. Javir,

    Te entiendo, es muy difícil. Si nos pusiéramos en el lugar de las víctimas, sería mucho más difícil o ya imposible.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Vaya texto! Un tema peliagudo, sin duda. Tiempo siempre tuvo mas no quiso utilizarlo correctamente, ahora ante la certeza de su propia extinción hace examen de conciencia y puede que eso lo redima.La muerte como castigo es también en si una abominación, quienes somos para arrebatar la vida? Acaso se puede llamar a eso justicia? Ni el la tuvo, ni quien decide su ejecución tampoco.
    Un abrazo y feliz semana!

    ResponderEliminar
  19. Mimosa,

    La justicia no es venganza?

    Saludos y feliz semana también para ti!

    ResponderEliminar
  20. El futuro de la agredida es siempre delicado y parece ser que se pone más empeño en regresar y reeducar al violador que a la víctima, yo no se donde esta entonces la justicia.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  21. Ángel Iván,
    Difícil respuesta tiene esa pregunta...
    besos

    ResponderEliminar