Me siguen

miércoles, 23 de marzo de 2011

SU ROSTRO

Me enamoré de él en un instante. La armonía de su rostro me cautivó y ya no quise más que dibujarle. El lápiz, en mi mano, se movía prácticamente solo. Mis ojos, abiertos al máximo, lloraban por la ausencia del parpadeo. Al acabar contemplé horrorizada el rostro de aquel a quien amaba: una cara descompuesta, seca, arrugada, vieja, fea. Corrí a buscarle, la imagen que adoraba era imposible de rescatar en mi memoria. Anhelaba encontrarle, observarle, tocarle y explicarle lo que había dibujado.Llegué a su casa, abrió la puerta. Suspiré al ver la perfección de su rostro y le abracé en la entrada de la casa. Sonreí, me gustaba abrazarle. Abrí los ojos y miré al espejo que nos reflejaba. Me jacté de que mi alegría se exteriorizara, pero al mirarle quedé horrorizada. Su cara, en el espejo, era idéntica a la que había pintado aquella tarde.
.

32 comentarios:

  1. Nada es lo que parece ni lo que se refleja...
    Muy buena trama. Me ha gustado, MªJosé.
    Beso.

    ResponderEliminar
  2. Un relato turbador y sorprendente. Felicidades.
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Marisa,
    Y qué miedo da, a veces, descubrir la verdad, eh??
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Maduixeta,
    Gracias, amiga, me alegra que te haya gustado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Qué relato! Me encantó.
    Esto del conocimiento del otro y de uno mismo tiene sus bemoles...

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. María Beatriz,
    ¿Por qué será que ocultamos al otro lo que al final sale a la luz?
    Gracias,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Las apariencias engañan y detrás de la belleza....
    Un besote

    ResponderEliminar
  8. 40añera,
    Así es, algunas veces las cosas no son como esperamos que sean...
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. A veces uno solo vé lo que quiere...pero los espejos nunca engañan.

    Buenas noches Mª José.

    ResponderEliminar
  10. Què buen post! Me gustó mucho la pasión que transmitiste mientras se desarrollaba la historia. El final me hizo recordar a Serrat: "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio" Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pere,
    El espejo, una fotografía... muestran la realidad con toda su crudeza.
    Feliz día,
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Bee Borjas,
    Me gusta esa frase que has traído. Gracias, amiga.
    Celebro que te haya gustado.
    Besotes

    ResponderEliminar
  13. No hay mentira más falsa que la que se ve con los ojos del corazón enamorado o de la devoción sin medida. Pero también es imposible vivir sin esas mentiras, que hacen nuestra vida más soportable y dan luz a nuestra existencia

    Me encanta su relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Brrr que repelusssss.
    Algo con respecto a un espejo y mi cumpleaños llegué a escribir una vez, no tenía nada que ver con estar enamorado de mi mismo que conste, jeje, era más bien con reconocer lo que veía frente a mi.
    Un besote fuerte

    ResponderEliminar
  15. Sostrato,
    También es bueno hacer que no se ve, nadie es perfecto.
    Gracias, amigo
    Abrazo

    ResponderEliminar
  16. Ángel Iván,
    Somos más que nada lo que sentimos, lo demás no es para siempre.
    Gracias,
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tantas veces distorsionamos la realidad para ver lo que verdaderamente deseamos...pero lo importante es que lo que veamos se corresponda con nuestra felicidad.

    Tienes un blog muy hermoso y profundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Verdial,
    Me alegra que te guste el blog.
    Bienvenida,
    Un abrazo, Airama.

    ResponderEliminar
  19. Sorprendente relato, me ha encantado pero ya sabes que nada es lo que parece...
    Biwuiños de lindo fin de semana Mª José,

    ResponderEliminar
  20. Rosscanaria,
    Un abrazo y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  21. Pues creí haber publicado un comentario hace un par de días. Decía en la ficción, Dorian Gray ocultó su retrato para no ver como se deterioraba, pero en la realidad también ocultamos nuestras miserias con la máscara de la hipocresía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. dlt,
    El caballero de la armadura oxidada, de Robert Fisher habla también de esto. Me encantó ese libro.
    Saludos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  23. Siempre la verdad sale, es mejor llevarla por bandera.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  24. Jabo,
    Ahí estoy contigo, ¿para qué vivir en una mentira?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Qué diferente puede llegar a ser lo que uno "ve" cuando "mira". Pocas veces se trata de la misma cosa!

    Bello y turbador!

    ResponderEliminar
  26. Jo Grass,
    Hay que poner esa intención y mirar y entender y, si merece la pena, aceptar.
    Gracias,
    Abrazos de fin de semana!

    ResponderEliminar
  27. Un excelente escrito, Airama. Fue bueno volver por aquí.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  28. Me gustó leerte.
    Pienso que la mentira puede caerse en el momento inesperado.

    Cariños

    ResponderEliminar
  29. Humberto,
    Gracias, amigo. Me alegra verte de nuevo por aquí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Abuela Ciber,
    Así es, al final siempre sale la verdad.
    Gracias,
    Buen finde!

    ResponderEliminar
  31. Lo importante es ser consciente de nuestra propia realidad, si se llega a tiempo para desenmascarar, la verdad prevalecerá.

    Llegué a través de un blog amigo. Me ha gustado este bello e inteligente rincón. Con tu permiso me quedo en él.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  32. AomaraLuz,
    Buena reflexión.
    Permiso concedido, encantada de tenerte por aquí.
    Gracias,
    Abrazo, Airama.

    ResponderEliminar