Me siguen

sábado, 28 de agosto de 2010

SU ARMADURA NO ES ÉL


Ansias de ser quien es. Nadie lo sabe por esa dura armadura que lo encierra.
Es tan perfecta que nadie diría que tiene taras insalvables, incurables, impenetrables.
Y hay quien le admira y hay quien le ama y no es él, y él no es amado.
En la soledad de su cubil, su coraza es aun más fuerte que él, ni él mismo sabe hasta dónde hoy se extienden sus dominios.
Se ha enamorado de otra armadura, pero él no hace el amor. Como una marioneta deforme atraviesa un sendero oscuro donde solo ella sabe ver la luz, y no está sola, pero tampoco ella sabe quien le acompaña.

14 comentarios:

  1. Un corazón negro y el mio, hoy está lleno de arena y por los suelos.

    Feliz fin de semana.

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. María,
    Piensa que hay días malos y días buenos, y éste también pasará.
    Un fuerte abrazo, amiga mía.

    ResponderEliminar
  3. Tendemos a acorazar nuestros corazones, hartos de que nos sigan hiriendo. Acabamos por amar desde la racionalidad y eso no es amar, pero al menos no duele.
    Un beso desde el corazón.

    ResponderEliminar
  4. Se puede vivir con tanta coraza. Lo que puede los miedos!.
    Pasaba a saludarte y dejarte la dirección de mi nuevo blog, http://miguitasmimosyregalos.blogspot.com
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Cierto es que nuestras corazas no dejar ver a veces quiénes somos realmente, pero yo creo que cuando de verdad llega el amor éste vuelve a romper con todo, incluso la coraza más fuerte se hace añicos. Cientos de miles de corazones rotos ─y no por una sino por innumerables veces─ dan buena fe de ello. Bonitas letras, Airama.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos,
    Creo que pasa algo con los comentarios. No se entienden. Debe haber algún problema.

    ResponderEliminar
  7. Josep,
    Es verdad, no queremos sufrir.
    Otro beso igual para ti.

    ResponderEliminar
  8. Mabel,
    Gracias por traerme tu nueva dirección, allí estaré.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Kinezoe,
    Me alegra leer esto, amigo. Así entiendo que el amor sincero es la cura de nuestros miedos. Precioso!
    Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Un corazón acorazado suena a mortaja.

    ResponderEliminar
  11. Máscaras, armaduras... hay demasiadas veces que no se sabe dónde están las personas reales.
    Un abrazo, Airama

    ResponderEliminar
  12. Jose,
    Es eso, es duro, pero es eso. Todo lo que es verdaderamente uno, deja de ser debajo de la coraza.
    Bs

    ResponderEliminar
  13. Xibeliuss,
    Y qué triste es, ¿verdad?
    No me gustaría darme cuenta de que las personas que me rodean no son quienes yo creo.
    Abrazos

    ResponderEliminar