Me siguen

miércoles, 25 de agosto de 2010

OH CAPITÁN, MI CAPITÁN, DIOS MÍO


Oh capitán, mi capitán, Dios mío

no me empujes al mar, amaina el viento

que cierra mis ojos. Mi pensamiento

no lo leerás, será suyo y mío.


Suyo y mío, lucharemos por él,

resistiré incólume, aguerrida.

No encontrarás en mí ninguna herida

que vierta sangre a través de mi piel.


Me parece tan bella su figura

que pierdo la cabeza. Sueño besos

y caricias aun estando despierta.


Yo, calada por él hasta los huesos,

recibiré mi triste sepultura.

Siempre con sus caricias por cubierta.

20 comentarios:

  1. Me has dejado con la boca abierta, MªJosé, pasión desbordada más allá de tempestades marineras, fuerza que abate huracanes.
    Muy bueno.
    Mi beso.

    ResponderEliminar
  2. Marisa,
    Dicen que al mundo lo mueven las pasiones, por eso no dejemos que se pare.
    Gracias, amiga
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Oh Capitán, mi Capitán:
    nuestro azaroso viaje ha terminado.
    El poema de Walt Whitman cuyo verso tomas es uno de los que nunca me abandonan. Aunque tu soneto va por otros derroteros. Nueva faveta que descubro en ti, Airama- María José.
    Probaría una solución rítmica distinta para los dos últimos verso, no sé, algo no funciona.

    Recibiré mi triste sepultura.
    Siempre con sus caricias por cubierta.

    O algo así.

    Bs

    ResponderEliminar
  4. Jose,
    Me gusta mucho. Tiene más ritmo, sí. Lo cambio ahora, con tu permiso.
    A esos dos versos los había mareado antes de acabar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Airama.

    Yo si que me he quedado sin palabras, además de ser un poema precioso,si no te importa me lo quedo prestado. Lo regalaré y diré el nombre de su autora.

    Besos de emoción

    ResponderEliminar
  6. María,
    Claro que sí, me alegra mucho.
    Gracias, amiga.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Muy buen poema, muy pasional. La música me encanta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Reina,

    Muchas gracias, me alegra que te guste.

    El sonido de esa guitarra es Romance Anónimo.
    A mí me ocurre lo mismo, me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Este año he aprendido a tocar el Romance Anónimo, y me enctan, me ha hecho ilusión escucharla :)
    preciosa entrada !
    pásate si queieres :)
    uin abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Optimista,
    Me alegro que te guste. Es fácil de aprender y con la práctica suena precioso!!!
    Me paso, claro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Eyyyyyyyyyyyyyyyyy Airama, es estupendo, me ha recordado a esos versos de Espronceda que pasan de padres a hijos.
    Me quedo con este trozo:
    "No encontrarás en mí ninguna herida
    que vierta sangre a través de mi piel."
    Un aplauso
    Y tu beso

    ResponderEliminar
  12. 40añera,
    Qué linda!
    Gracias, guapa
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Josep,
    Me has emocionado, qué bonito.
    Mil gracias, amigo
    Tu beso también.

    ResponderEliminar
  14. "Oh capitán, mi capitán, Dios mío no me empujes al mar, amaina el viento que cierra mis ojos."

    Airama...me ha chiflado!.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  15. Jabo,
    Sí, no me empujes al mar, déjame vivir.
    Me alegro!!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. resistir en una cubierta debe ser difícil.
    un placer conocerte y un gisto pasar por tus letras

    ResponderEliminar
  17. Walt Whitman escribió el poema :"Oh capitán, mi capitán" en 1865 dedicado a Abraham Lincon que habia fallecido recientemente.
    Hoy tus palabras suenan mas frescas que las de Whitman.

    Buenas noches Airama.

    ResponderEliminar
  18. Santiago,
    Difícil, pero no imposible.
    Igualmente encantada de conocerte y bienvenido.
    Gracias
    saludos

    ResponderEliminar
  19. Pere,
    Aunque he tomado su primer verso, son poemas distintos.
    Gracias
    Buenas noches

    ResponderEliminar