Me siguen

sábado, 10 de julio de 2010

MI INFIERNO

Un aro en mi dedo y una promesa de vida.
No puedo amar el puño ensangrentado, no si vierte mi esencia.
No apartaré la tierra, me quedaré debajo, ya a salvo.
Vuelvo a nacer cada mañana al observar el fruto de mi ser. Por él sigo este camino, por él duermo en este camastro duro, por él pierdo la vida y vivo una vida sin vivirla yo: sin sueños, sin anhelos.
Un golpe, dos, tres, cuatro...
No puedo escribir poesía.
Poesía no eres tú.

18 comentarios:

  1. Amiga vengo a decirte algo,espero no te enojes,lo que he escrito lo hice para alguien amiga que esta pasando una dura prueba en la vida,si lees el blog Uruguayita y sus cafés del sur,veras porque te escribo esto,el de ella no seria un vuelo y nada más,disculpa si te molesto no es mi intención y tampoco tu tienes porque saberlo,es que esto me tiene bastante mal hace ya un tiempo y tu comentario me parecio raro,abrazos amiga.(disculpame)

    ResponderEliminar
  2. Y cuando acabes de sobrevivir, anhela vivir, todo el mundo se lo merece, tu felicidad será la felicidad de tu fruto.
    Besicos y bona nit!

    ResponderEliminar
  3. que versos tan llenos de reclamacion de expresar aquello que fue un duro golpe y que deja un sinsabor... mas tambien se que eres como un FENIX que de sus cenizas nace nuevamente y se renueva con mar brillo y luz...

    te felicito por la verdad dicha

    abrazos
    saludos
    buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Uf!.
    Un aro no es una argolla, un hijo debe ser el punto para buscar una solución, aunque sea lejos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Todos tenemos un infierno en nuestro interior, del que escapamos a veces gracias a ser leales con nosotros mismos, al fruto de nuestro ser.
    Si puedes escribir poesía, no hay más que leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hay cosas que no son... nunca...



    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Por el bien del fruto de su ser y por el de ella misma debe salir de ese infierno. Si no lo hace, sí que se quedará bajo tierra eternamente.
    Me ha gustado la intensidad que has logrado con la arquitectura sólida y breve de tus palabras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Fiaris,
    Perdona, ahora lo entiendo. No hay problema.
    Saludos y que vaya bien!

    ResponderEliminar
  9. Josep,
    Sí, todas ellas se merecen sobrevivir y ser felices, no importa donde. El fruto siempre les da felicidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Poeta,
    Sí, todas deberían renacer como un Fenix.
    Gracias
    Abrazo
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Xibeliuss,
    Cualquier lugar para empezar de nuevo, ser feliz y tener suerte. Pero da tanta rabia que sean ellas las que han de marchar de su hogar.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Mercedes,
    Me encanta como escribes.
    Gracias amiga
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola La sonrisa...,
    Nunca, eso es!
    Abrazos
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. Marisa,
    Decía antes que se ha de buscar la felicidad y la paz, estén donde estén. Ella necesita buscarlas y quedarse donde las encuentre.
    Gracias!
    Besos
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  15. No sé, compa María José, si ese poema nace de una experiencia concreta, y conocida, o es el fruto de una reflexión genérica, pero, en cualquiera de los dos casos, recoge con tanta intensidad como hondura algo muy, muy fuerte. Felicidades por saber transmitirlo con esa fuerza.

    Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Hola Manuel,
    Por suerte no es personal ni cercana, como dices es una reflexión genérica.
    Gracias por tus palabras!
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Un poema muy significativo Airama, me gustó mucho, la manera en que lo has escrito.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  18. Hola Adriana,
    Gracias y disfruta del domingo.
    Abrazos también para ti

    ResponderEliminar