Me siguen

viernes, 30 de julio de 2010

ES UN ASESINO, SÍ, PERO SIGUE SIENDO MI HIJO


Sigue siendo mi hijo, sí, aunque yo ya no quiera ser madre.

16 comentarios:

  1. Fuerte tu fase de hoy amiga,un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Fiaris,
    Me imagino que más fuerte es la realidad, ya sabes que siempre supera la ficción.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Impactante, dolorosa situación sin lugar a dudas...muy dolorosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Su,
    Más que doloroso!
    Gracias por tu visita.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me he asustado desde el blog, con este título, de todas maneras muy buena esa reflexión.
    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Vero,
    A veces la cruda realidad asusta.
    Lo siento.
    Feliz día también para ti.

    ResponderEliminar
  7. Hola Jose,
    Y más tristes todavía...
    Bs

    ResponderEliminar
  8. Cuanto dolor encierra esa frase. Podría ser la otra cara de los verdugos, la impotencia y el dolor de sus familias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Cele,
    No dudo que la impotencia se apodere de esas madres.

    ResponderEliminar
  10. Por muy grande que sea la atrocidad que pueda cometer un hijo, siempre será un hijo y alguna responsabilidad dendrán sus padres de los actos que cometa.
    Besicos

    ResponderEliminar
  11. La realidad de las madres con unos hijos perdidos en el camino.
    Besos buen finde

    ResponderEliminar
  12. Josep,
    Puede ser, pero hay padres que han hecho de todo por cambiar o ayudar a sus hijos y no ha servido de nada. Quizá haya personas que no se puedan controlar sin ayuda profesional. Creo que los padres no son siempre responsables.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. 40añera,
    Dura realidad, así es. Veo muy triste que una madre pierda su propia vida porque un hijo sea de esta u otra manera.
    Besos
    Buen finde

    ResponderEliminar
  14. Hola Airama, yo como mamá, te diré que un hijo siempre será un hijo, cueste lo que cueste y pase lo que pase, y en cuanto a la responsabilidad gran parte es de los padres y su entorno. Nada es casual, siempre hay un pero.
    Es doloroso y triste y no todas las mamás piensan igual, a veces suelen hechar a sus hijos de la casa por otro motivos que son insignificantes al lado de éste.
    Todo mi cariño para vos.

    ResponderEliminar
  15. Mabel,
    No echaría nunca a un hijo de mi casa, pero tampoco lo escondería de la justicia. Sé que es duro y quizás si fuese madre pensaría de otra manera, pero los demás también tenemos derecho a vivir tranquilos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar