Me siguen

lunes, 28 de junio de 2010

Separados

Divorciados

Soy hija de padres separados

Soy hija de padres divorciados

Los detesto

Los utilizo

No les importo

Eso creía y me equivocaba

No entendía por qué

Hoy sé que el amor, a veces, acaba

Soy hija de padres divorciados

Soy hija

Estoy confusa

¡Mamá! ¡Papá!

Quiero volver a casa

18 comentarios:

  1. Nacemos de una mujer engendrados por mujer y hombre(lo más normal de momento).
    ¿Porque tienen que permanecer juntos toda la vida?
    Los hijos somos egoístas, solo nos damos cuenta demasiado tarde.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Airama, acabo de descubrir el blog y lo que leo me gusta. Tu entrada de hoy refleja muy bien una realidad cada vez más frecuente. ;-)

    ResponderEliminar
  3. Hola anamorgana,
    Al principio es muy difícil asimilar una separación así, luego poco a poco se van dando cuenta, se va entendiendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Carzum,
    Gracias por tus palabras, por venir y quedarte. Bienvenida,
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. El amor se acaba la famililia y los problemas no. Las generaciones "divor" han aprendido a sacar provecho de estas situaciones y han olvidado el amor que por desgracia en ocasiones tiene fecha de caducidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. 40añera,
    Lo que escribes es cierto y duro al mismo tiempo.
    Besos para ti también.

    ResponderEliminar
  7. En la misma linea que tus entradas anteriores. Siempre los sentimientos a flor de piel. El miedo a perder algo que creemos nos pertenece, el afecto
    el amor, la seguridad.
    Hay que aprender a vivir con ello y cuidar que dure mientras lo tenemos.
    Un abrazo.:-)

    ResponderEliminar
  8. Abril,
    Es verdad, hay que convivir con ese miedo y tenerlo presente para siempre alimentar nuestras relaciones y así vayan bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Menudo grito. Debe ser muy duro ver como tu infancia y tu hogar se divide de repente. Pero estás aquí, y llena de vida, no lo habrán hecho tan mal a pesar de todo, ¿no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Soy separado, soy divorciado y tengo dos hijos en compartida. Yo no quería ser separado, yo no quería ser divorciado, yo quería ser familia feliz, pero no podía ser. Durante mucho tiempo viví con el error de renunciar a mi felicidad a favor de la de mis hijos, hasta que un día me dí cuenta que mis hijos no merecían vivir en un hogar roto, donde las malas caras, las discusiones y la falta de amor afloraba por los cuatro costados. Ahora mis hijos son felices con su madre y con su padre, por separado, ahora SÍ tienen una familia, antes tenían un infierno.
    Besos Airama

    ResponderEliminar
  11. Difícil situación para los niños que llegan a sentirse perdidos al principio...pero todo pasa... el tiempo intentará curar las heridas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Soy divorciada con una hija y el ambiente que se respira ahora en mi casa es mucho mejor que el de antes.
    Si, comprendo que los hijos necesitan vivir en un hogar junto a sus padres pero la vida nos da demasiados golpes y no siempre es justa para ninguna de las partes.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Hola Mercedes,
    Debe ser muy duro, supongo que con el tiempo todo se entiende mejor y hay cosas que se van superando.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Hola Jose,
    Yo hablaba de una vivencia que he vivido en el cole. Supongo que cada caso es diferente. Yo me alegro de que os vaya bien a vosotros y si todos sois felices, quiere decir que la decisión fue la acertada.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Su,
    tienes mucha razón, tiempo al tiempo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Hola Gala,
    desde luego cada caso es diferente y solo la familia sabe lo que es mejor para ellos. yo hablaba de un caso que he vivido más de cerca.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  17. Yo llamo a ésto : El síndrome del paraíso perdido
    ,una vez que caes profundamente,la vida se convierte en un ciclo de edenes derrumbados,y aunque veas el curro en todo ésto,vives siempre con la espina.

    ResponderEliminar
  18. Carlos,
    ¿Cómo arrancar esa espina? Qué difícil!!
    besos

    ResponderEliminar