Me siguen

sábado, 12 de junio de 2010

La primera carta



Te has levantado a las cinco de la mañana. Llevas haciéndolo treinta años. Seis días a la semana cumples este horario. Tu faena comienza a las seis de la mañana y acabas a las dos de la tarde, ocho horas exactas. El supermercado en el que repones sin descanso ha cambiado más de diez veces de dueño, sin embargo, tú continúas en el mismo cargo. Nunca han confiado en ti para asumir más responsabilidad e incluso el sueldo sigue siendo casi idéntico.
Al llegar a casa, has abierto el buzón y has encontrado una carta sin remite. Al principio no le has hecho caso. Ahora, mientras descansas sentado en tu sillón frente a la tele, la recuerdas y decides levantarte a buscarla. Tu primer intento no ha sido efectivo, sientes tus piernas entumecidas y dejas este propósito para más tarde.
La publicidad ha hecho que salgas del adormecimiento en el que te encontrabas. Apagas el aparato y te diriges al lavabo. Ves el sobre cerrado sobre la mesita del recibidor y la coges. La abres y de pie la lees:

Hola Manuel,
Esta carta no es más que una invitación a una pequeña fiesta. Tú serás uno de los diez asistentes.
No voy a darte más información, por ahora. Solo quiero que sepas que eres el primero de la lista. Una lista que llevo haciendo desde hace años.
Junto a esta carta, encontrarás una tarjeta con la fecha, hora y dirección a la que debes ir.
Será inolvidable, te lo aseguro.
Adiós papá.


La carta cae al suelo y te retuerces ante un fuerte pinchazo en la vejiga.

16 comentarios:

  1. Me está encantando la entrega por capítulos. Creo que puedo hablar en nombre de todos si pedimos más!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sigo la historia, Airama. Se me ocurren muchas causas y consecuencias a esa carta y a esa posible cita... Lo estás poniendo muy interesante...
    Muy bien escrito.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Intrigadísima estoy y deseando saber el motivo de la fiesta.
    Ese "adios papá". ¿Ella ha querido decirle que su violación dio fruto?
    Habrá que esperar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Unnnnnnn! interezante sigo esperando ...

    ResponderEliminar
  5. Es tan bueno que yo no continuaría. Perfecto final. Apabillante, diría.

    ResponderEliminar
  6. Qué fluido y fácil lo haces para el lector.
    Y como se aprecia tu pasión por escribir...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola Josep,
    Qué amable eres! Os seguiré contando cosas de Celeste, Manuel y algún personaje más.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa,
    Es verdad que pueden ser distintos los motivos de la fiesta, quizá más de uno. Recuerda que, en total, asistirán diez personas.
    Gracias por tus palabras,
    besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Mercedes,
    ¿Y si Manuel no fuese un violador?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola 4oñera,
    Poco a poco conoceremos más cositas de esta historia. Espero poder mantener tu interés. Besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola Jose,
    Muy pronto para el final ¿no?
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Robin,
    Sí, me encanta crear historias. Lo más difícil, para mí, es encontrar un final que le haga darse cuenta al lector de que él se ha equivocado al no tener en cuenta un elemento crucial. Elemento que llevará a un final sorprendente.
    Bueno, estoy en ello.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Excelente tu blog y las secuencias de tu historia...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  14. Hola azpeitia,
    Gracias y bienvenido!!
    Pasaré a visitar tu blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hola Airama !felicidade por tu blog acabo de entrar y yá estoy intrigá !Besotes de colores!

    ResponderEliminar
  16. Hola Luz de colores,
    Me ha alegrado mucho tu visita y que te hayas quedado.
    Besos

    ResponderEliminar