Me siguen

domingo, 23 de mayo de 2010

Recuerdo agradable: la primera poesía que escribí, hace ya muchos años...

SI AMAS, SEGURO QUE LLORAS DE NOCHE
Necesitaba estar sola.
Necesitaba paz, necesitaba caminar desnuda.
Desnuda de miedos y de intranquilidad.
Y ahora que tengo esto,
y ahora que ya no estás,
me siento vacía y triste,
ahora necesito amar.
Ya sea riendo o llorando,
mas amar sin acabar.
Si es riendo, me siento confusa,
preguntándome si es normal reír,
cuando no se tiene con quien bromear.
Si es llorando, me siento vacía y caigo en la soledad,
creyendo que no tengo nada,
excepto lágrimas que secar.
Y es que amar es llorar de noche,
cuando nadie te puede oír,
siempre que todos duerman,
no debes dejarte sentir.
Si te escuchan, querrán consolarte y los entristecerás.
Pensarán que el amor que ellos sienten también puede fallar.
Tú no debes dejarlos pensar así,
tendrás que decir que lloras porque eres feliz,
feliz por piedad y porque sí.
Amar es llora de noche,
y ¡cuidado! qué no te vayan a oír,
que es mejor sufrir sola,
que amar de mentira y no ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario