Me siguen

sábado, 22 de mayo de 2010

Algo que estoy empezando a escribir

EL DESAYUNO Y LA REVELACIÓN
Unta las tostadas con mantequilla y mermelada de fresa. El café ya huele en toda la casa y está hirviendo. Vierte el café en las tazas y luego añade la leche humeante. Coloca el azucarero en el centro de la mesa y satisfecho por el aspecto apetecible del desayuno se sienta a la mesa.

-Cariño- grita. El desayuno se enfría.

En ese momento, Ángeles, entra en la cocina.

-¡Vaya sorpresa, Luis! ¿Qué celebramos?

-Siéntate y disfruta del desayuno. Después hablaremos.

Mientras se sienta en la mesa, lo observa sorprendida. No puede imaginar el motivo de todo aquello. No lo esperaba.

-Este café huele de maravilla. La mermelada la trajo tu madre. La hizo ayer mismo. Está muy dulce, pero me encanta- dijo Ángeles.

Él come, bebe y fuma a la vez. No dice nada, la observa sonriente. Ella disfruta del desayuno, a la vez que piensa que hoy es un buen día. No ha de trabajar. Son las nueve, así que tiene todo el día para hacer lo que le apetezca: leer, oír música, escribir, nadar en la piscina o en el mar, pasear, ir de compras...
Cuando han acabado con el desayuno, uno sentado frente al otro, se miran. Ella sonríe y él empieza a hablar:

-Cariño, te voy a matar.

Se habría echado a reír si no fuera por el rostro con el que la miraba. No reconocía a su marido y pudo sentir que aquellas palabras anhelaban ser cumplidas. Quiso salir corriendo, pero el miedo le había paralizado las piernas. Solo una pregunta le vino a la cabeza:

-¿Cómo lo habría sabido?

2 comentarios:

  1. ¡Qué sorpresa, eres Airama de Artgerust! Enhorabuena por volver a estar en la antología, compartimos libro nuevamente.
    ¿Qué tal te ha ido este año en Orola? Yo estoy también en la antología de este año.
    En cuanto al relato, que bueno, no entendía el final. ¿Infidelidad quizás?
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Josep!
    Sí, soy Airama. Enhorabuena también para ti. Me alegro mucho de que estés en la antología de Orola, pues será otro libro más que compartamos. Y ya son tres!!!!
    Bueno, respecto al relato no sé si infidelidad o no, estoy en ello, no lo he acabado.
    Un beso

    ResponderEliminar